HIFU System

HIFU o Radiofrecuencia
Cuando hablamos de tratamientos no invasivos para el rejuvenecimiento del rostro pensamos en la radiofrecuencia; es el más conocido y demandado, y cada día surgen nuevas tecnologíVencedor con el objetivo de mejorar líneas de expresión y arrugas. El HIFU facial es una de ellas. En este post hablaremos de sus principales similitudes y diferencias.
En qué se parecen:
Entreambos tratamientos son efectivos para guerrear contra el paso de los primaveras y mejorar el aspecto de la piel de nuestro rosto. Tanto el HIFU como la radiofrecuencia:
No invasivos, el cliente puede volver a su vida habitual posteriormente del tratamiento
Reducen la apariencia de las arrugas y líneas de expresión
Pueden aplicarse durante todo el año
No dependen del fototipo del paciente
Tratan la flacidez
Mejoran la textura y la brillo de la piel

.
Veamos las diferencias:
Las principales diferencias son:
La radiofrecuencia es indolora, relajante y agradable en su aplicación. El HIFU genera una molestia y hormigueo, recordemos podemos conservarse hasta 4,5mm de profundidad.
La profundidad del tratamiento y la temperatura que alcanzan estos dispositivos. Si hablamos de la radiofrecuencia sabemos click here que la temperatura máxima que puede alcanzar está entre los 45º-50ºC y la profundidad del tratamiento es de 3mm máximo. En cambio, con el HIFU podemos conservarse hasta los 65º-70ºC y una profundidad de 4,5mm. Al alcanzar estas temperaturas y profundidades los tratamientos con Intolerante Lift HIFU permiten trabajar todos los niveles de la piel y llega hasta el SMAS (doctrina músculoaponeurótico superficial). Las temperaturas alcanzadas a niveles profundos por el efecto mecánico y térmico del HIFU producen micro-lesiones que aumentan la capacidad de regeneración natural de los tejidos.
No hay una antigüedad indicada para cada tratamiento, sin embargo suelen optar por el HIFU personas cuyas líneas de expresión, arrugas o flacidez son más evidentes. Aquellas personas que busquen retrasar la aparición de estos signos del envejecimiento suelen principiar con la radiofrecuencia.

HIFU Therapy System

La medicina estética se alía con los ultrasonidos para mitigar los signos de envejecimiento facial sin emplear cirugía. Estos sonidos, cuya emisión no es perceptible para el oído humano, tienen la capacidad de actuar en las capas más profundas de la piel.
Ahora, damos las claves de tecnología usada para elevar, tensar y fortalecer la piel, “todo ello sin generar la perturbación de la superficie cutánea”,
Un tratamiento no invasivo HIFU System
Aquellas personas que procuren la prevención o bien la corrección de la caída de los tejidos en el rostro y en el cuello o bien que deseen mejorar la piel del escote pueden decantarse por este procedimiento, apunta el especialista, quien agrega que “también puede emplearse para mantener los resultados de un lifting facial o bien cervical”.
Desde la Clínica Dermatológica Internacional sostienen que es un procedimiento ideal para los pacientes con flaccidez moderada. Sus principales aplicaciones son:
Tensar la línea mandibular y el cuello
Elevación de cejas
Eliminación de las arrugas del escote
Progresar las bolsas de los párpados
Mejora la piel desde dentro con HIFU System

Los resultados de esta tecnología derivan de la estimulación del colágeno de forma natural; el tratamiento, que se puede realizar en cualquier temporada del año, actúa en las capas profundas de la piel dónde se encuentra esta proteína eternamente vinculada a la juventud; todo ello sin perjuicio de la parte superficial.
El especialista apunta como principal ventaja de esta técnica que “los ultrasonidos focalizados usados alcanzan la temperatura insuperable de calentamiento de la piel, que estimula la producción de nuevas fibras de colágeno”.
Y agrega, es la única técnica no invasiva aprobada por la Administración de Comestibles y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para elevación no quirúrgica de cara y cuello, llegando a profundidades de cuatro.5 mm en los tejidos tratados, hecho que no pueden conseguir el resto de tecnologías.
El tratamiento
¿Produce dolor? No requiere anestesia y aunque puede ocasionar molestia tolerable cuando se libera la energía de ultrasonido, es temporal y también señala que la producción del colágeno ha comenzado.
¿Cuanto tiempo dura cada una de las sesiones? La duración depende de la zona a tratar y en general acostumbra a ser entre treinta y sesenta minutos
¿Con qué frecuencia se dan las sesiones? Habitúa a ser suficiente con una sesión por año, aunque en teoría se puede repetir cada 3 meses.
¿Desde cuantas sesiones se pueden ver efectos? “Tras la primera sesión los resultados son perceptibles, apareciendo de manera progresiva durante los siguientes 3 a cuatro meses después del tratamiento”. De forma gradual, la piel renueva su colágeno y lo reemplaza por uno nuevo y más flexible.
No obstante, desde la Clínica Dermatológica Internacional advierten here de que “los resultados no son espectaculares, ni sustituyen a una cirugía”, mas consiguen progresar la flacidez de la piel de forma no agresiva.
La piel tras el tratamiento
Este sistema deja al paciente recuperar de manera inmediata su actividad normal, los efectos secundarios más frecuentes que pueden darse son enrojecimiento de la piel por unas horas, inflamación o sensación de hormigueo.
No es necesario ningún cuidado singular tras el tratamiento. Algunas personas pueden mostrar una ligera inflamación de la zona tratada a lo largo de las veinticuatro o 48 horas consecutivas, que cede espontáneamente; en estos casos, se desaconseja practicar ejercicio intenso o someterse a fuentes de calor.

Entre los efectos menos comunes se encuentra la aparición de pequeños hematomas o bien falta de sensibilidad, todos leves y desaparecen con el tiempo.
Para las personas que habitúan a maquillarse diariamente este tratamiento no supone ningún impedimento, pues la zona tratada se puede maquillar justo después de una sesión; la energía liberada por el dispositivo se dirige a los planos profundos de la piel y no a la superficie.
 

HIFU System

La medicina estética se asocia con los ultrasonidos para atenuar los signos de envejecimiento facial sin emplear cirugía. Estos sonidos, cuya emisión no es perceptible para el oído humano, tienen la capacidad de actuar en las capas más profundas de la piel.
Ahora, damos las claves de tecnología usada para elevar, tensar y fortalecer la piel, “todo ello sin producir la perturbación de la superficie cutánea”,
Un tratamiento no invasivo HIFU System
Aquellas personas que procuren la prevención o la corrección de la caída de los tejidos en el semblante y en el cuello o bien que deseen prosperar la piel del escote pueden decantarse por este procedimiento, apunta el especialista, quien añade que “también puede emplearse para sostener los resultados de un estiramiento facial o cervical”.
Desde la Clínica Dermatológica Internacional sostienen que es un procedimiento ideal para los pacientes con flacidez moderada. Sus primordiales aplicaciones son:
Tensar la línea mandibular y el cuello
Elevación de cejas
Eliminación de las arrugas del escote
Progresar las bolsas de los párpados
Mejora la piel desde dentro con HIFU System

Los resultados de esta tecnología derivan de la estimulación del colágeno de forma natural; el tratamiento, que se puede realizar en cualquier época del año, actúa en las capas profundas de la piel dónde se encuentra esta proteína eternamente vinculada a la juventud; todo ello sin perjuicio de la parte superficial.
El experto apunta como primordial ventaja de esta técnica que “los ultrasonidos focalizados usados alcanzan la temperatura inmejorable de calentamiento de la piel, que estimula la producción de nuevas fibras de colágeno”.
Y agrega, es la única técnica no invasiva aprobada por la Administración de Comestibles y Fármacos de los E.U. (FDA) para elevación no quirúrgica de cara y cuello, llegando a profundidades de cuatro.5 mm en los tejidos tratados, hecho que no pueden conseguir el resto de tecnologías.
El tratamiento
¿Genera dolor? No requiere anestesia y si bien puede causar molestia aceptable cuando se libera la energía de ultrasonido, es temporal y asimismo apunta que la producción del colágeno ha comenzado.
¿Cuanto tiempo dura cada una de las sesiones? La duración depende de la zona a tratar y normalmente habitúa a ser entre treinta y sesenta minutos
¿Con qué frecuencia se dan las sesiones? Acostumbra a ser suficiente con una sesión al año, si bien en teoría se puede reiterar cada tres meses.
¿Desde cuantas sesiones se pueden ver efectos? “Tras la primera sesión los resultados son perceptibles, apareciendo de manera progresiva durante los próximos tres a cuatro meses después del tratamiento”. De website forma gradual, la piel renueva su colágeno y lo reemplaza por uno nuevo y más flexible.
No obstante, desde la Clínica Dermatológica Internacional advierten de que “los resultados no son espectaculares, ni reemplazan a una cirugía”, pero logran progresar la flacidez de la piel de forma no agresiva.
La piel tras el tratamiento
Este sistema deja al paciente recuperar inmediatamente su actividad normal, los efectos secundarios más habituales que pueden darse son enrojecimiento de la piel por unas horas, inflamación o bien sensación de hormigueo.
No es necesario ningún cuidado singular tras el tratamiento. Ciertas personas pueden mostrar una ligera inflamación de la zona tratada durante las veinticuatro o bien cuarenta y ocho horas consecutivas, que cede espontáneamente; en estos casos, se desaconseja practicar ejercicio intenso o someterse a fuentes de calor.

Entre los efectos menos comunes se encuentra la aparición de pequeños hematomas o falta de sensibilidad, todos leves y desaparecen con el tiempo.
Para las personas que habitúan a maquillarse a diario este tratamiento no supone ningún obstáculo, pues la zona tratada se puede maquillar justo después de una sesión; la energía liberada por el dispositivo se dirige a los planos profundos de la piel y no a la superficie.
 

Venta de Equipos de HIFU System

La medicina estética se asocia con los ultrasonidos para mitigar los signos de envejecimiento facial sin emplear cirugía. Estos sonidos, cuya emisión no es observable para el oído humano, tienen la capacidad de actuar en las capas más profundas de la piel.
Ahora, damos las claves de tecnología utilizada para elevar, tensar y robustecer la piel, “todo ello sin producir la alteración de la superficie cutánea”,
Un tratamiento no invasivo HIFU System
Aquellas personas que procuren la prevención o la corrección de la caída de los tejidos en el semblante y en el cuello o que deseen prosperar la piel del escote pueden decantarse por este procedimiento, apunta el especialista, quien agrega que “también puede usarse para sostener los resultados de un lifting facial o cervical”.
Desde la Clínica Dermatológica Internacional mantienen que es un procedimiento ideal para los pacientes con flacidez moderada. Sus principales aplicaciones son:
Tensar la línea mandibular y el cuello
Elevación de cejas
Supresión de las arrugas del escote
Progresar las bolsas de los párpados
Mejora la piel desde dentro con HIFU System

Los resultados de esta tecnología derivan de la estimulación del colágeno de forma natural; el tratamiento, que se puede efectuar en cualquier época del año, actúa en las capas profundas de la piel dónde se encuentra esta proteína eternamente vinculada a la juventud; todo ello sin perjuicio de la parte superficial.
El especialista apunta como principal ventaja de esta técnica que “los ultrasonidos focalizados utilizados alcanzan la temperatura inmejorable de calentamiento de la piel, que estimula la producción de nuevas fibras de colágeno”.
Y añade, es la única técnica no invasiva aprobada por la Administración de Comestibles y Fármacos de los E.U. (FDA) read more para elevación no quirúrgica de cara y cuello, llegando a profundidades de 4.5 mm en los tejidos tratados, hecho que no pueden conseguir el resto de tecnologías.
El tratamiento
¿Produce dolor? No requiere anestesia y si bien puede causar molestia aceptable cuando se libera la energía de ultrasonido, es temporal y también apunta que la producción del colágeno ha comenzado.
¿Cuanto tiempo dura cada sesión? La duración depende de la zona a tratar y por norma general habitúa a ser entre treinta y sesenta minutos
¿Con qué frecuencia se dan las sesiones? Habitúa a ser suficiente con una sesión al año, si bien teóricamente se puede repetir cada 3 meses.
¿Desde cuantas sesiones se pueden ver efectos? “Tras la primera sesión los resultados son perceptibles, apareciendo de forma progresiva durante los próximos 3 a 4 meses tras el tratamiento”. De forma gradual, la piel renueva su colágeno y lo sustituye por uno nuevo y más flexible.
Sin embargo, desde la Clínica Dermatológica Internacional advierten de que “los resultados no son espectaculares, ni reemplazan a una cirugía”, pero logran mejorar la flacidez de la piel de forma no violenta.
La piel tras el tratamiento
Este sistema deja al paciente recobrar de forma inmediata su actividad normal, los efectos secundarios más habituales que pueden darse son enrojecimiento de la piel por unas horas, inflamación o sensación de hormigueo.
No es necesario ningún cuidado singular tras el tratamiento. Algunas personas pueden mostrar una ligera inflamación de la zona tratada a lo largo de las veinticuatro o 48 horas consecutivas, que cede espontáneamente; en estos casos, se desaconseja practicar ejercicio intenso o someterse a fuentes de calor.

Entre los efectos menos comunes se halla la aparición de pequeños hematomas o falta de sensibilidad, todos leves y desaparecen con el tiempo.
Para las personas que habitúan a maquillarse a diario este tratamiento no supone ningún óbice, pues la zona tratada se puede maquillar justo después de una sesión; la energía liberada por el dispositivo se dirige a los planos profundos de la piel y no a la superficie.
 

Dile adios a la flacidez facial y corporal

Nueva tecnologia llamada CRT (Sistema monopolar resistivo), la radiofrecuencia CRT es un revolucionario sistema avanzado para mejorar la laxitud en la piel, sin cortes ni periodo de recuperacion, es un tratamiento excelente para las personas que presentan ligera flacidez en cualquier sección del rostro o cuerpo, pero que aun realmente no necesitan someterse un lifting quirúrgico.

Se trata de una innvodadora tecnica el cual consiste en asignar energia a traves de la zona de la dermis, mediante esto provoca un caldeamiento inmenso y dominado que afecta en la piel y al tejido celular subcutáneo, y así produce una cadena de reacciones que tenemos como beneficio:

- Una formación de nuevo colageno. Es debido a que incrementamos la temperatura en los fibroblastos, que son células que se encargan de su fabricación, tanto en la piel como en el tejido subcutaneo, y así es como permite que cualquier tejido tenga firmeza.

Una mejor circulación. Ya que incrementa el metabolismo con la consiguiente reduccion del aspecto en la piel de naranja y de la flacidez.

El drenaje linfatico. Permite reducir los líquidos y algunas toxinas donde encuentran embebidos los adipositos del tejido afecto (celulitis).

La gran ventaja de este nuevo tratamiento CRT es que no es abrasivo ya que respeta la epidermis, sin dañar en la capa cutánea de la piel. Esta innovadora tecnologia podria combinar con muchas técnicas para obtener mejores resultados, como por ejemplo con la luz pulsada intensa, que mejoran la estructura de las manchas, pies y venitas en la cara.

La cantidad de sesiones va a depender de cada paciente y el nivel de tolerancia del mismo, el método es acertadamente tolerado y no necesita de anestesia.

Su efecto es inmediato a la aplicación de la tecnologia CRT a causa de la reducción del colageno, los efectos van a alternar en cada persona dependiendo de la naturaleza en su piel, pero lo que se pretende es una reestructuración del colageno profundo, con la creación de nuevas fibras que sustituyan las envejecidas y conviertan los tejidos mas moldeables, pero sobre todo favorezcan la homeostasis consiguiendo asi una piel un poco click here mas estirada y una evidente disminución de las arrugas y flacidez.

Este resultado de tension se aprecia de una forma constante y progresiva a partir del método, aunque el proceso depende de la condición en el que se encuentre el colageno del paciente, se recomiendan al menos de Cuatro a seis sesiones, una cada Ocho dias, para ver realmente una variación significativa.

En los casos que no se recomienda dicho método es en pacientes que presenten lactancia y embarazo, cardiopatías graves, cambios de coagulación, enfermedades del tejido conectivo, tumor, implantes de colageno reciente, marcapasos o prótesis metálicas.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15